Categoría: Acuariofilia

Pirañas en mi bañera

Existe un tipo de pez exótico que llama profundamente la atención a todos los aficionados a la acuriofilia: la piraña. La etimología de la palabra es de origen guaraní, ya que estos peces provienen de los ríos de América del Sur. La palabra “piraña” proviene de “pira”, que significa “pez” y de “anha”, que quiere decir “diablo”, por lo tanto, es el “pez-diablo”.

Los principales centros de pirañas son la Amazonia, el Orinoco, las Guayanas y Paraguay. Como podéis intuir, son animales carnívoros que, estéticamente, destacan por sus grandes y afilados dientes, siempre proporcionales a su desmesurado apetito. Como podéis intuir, por lo general, son animales carnívoros, aunque en algunas épocas se han detectado comportamientos hervívoros, así que en parte, pueden ser omnívoras.

Si deseamos tener pirañas en nuestro acuario, hemos de tener en cuenta diversas cuestiones.

  1. La seducción de las pirañas. La mayoría de las personas se sienten atraídas por esta especie por su peligrosidad y misterio. Por otro lado, las consideran una mascota muy original. En todo caso, han de saber que tener un piraña requiere muchos cuidados que otro peces no requieres.
  2. Hábitat: como dijimos, las pirañas son peces tropicales que provienen de ríos, por lo que necesitan estar en acuarios de agua dulce. La temperatura deberá oscilar entre los 22º y 28ºC, con un PH neutro, de en torno a 6 y 7,5, y una dureza media de entre 10º y 15º. El acuario debe tener, al menos, una capacidad de 120 litros y estar bien iluminado. El filtro habrá de tener el doble de volumen de agua del tanque, dependiendo de cuántas pirañas se tengan.
  3. “Falsas pirañas” o pacus. Si lo que nos interesa de la piraña es apenas su estética, tenemos la posibilidad de adquirir a los pacus, que son una especie muy similar. Su origen también es tropical (Ecuador, sur de Estados Unidos y Hawaii). También es conocida como piraña de Hércules. En realidad, estas son las más frecuentes en los acuarios domésticos.
  4. Tamaño de la piraña: Las que viven en los acuarios no suelen sobrepasar los 30 o 35 cm.
  5. Sociabilidad: en contra de lo que su aspecto agresivo nos transmite, las pirañas son animales bastante sociables. Lo mejor es tener 5 o 6 ejemplares juntos; un número superior, no obstante, podría llegar a causar comportamientos agresivos. Por otro lado, hay que tener cuidado, porque si no las alimentamos convenientemente puede pasar hambre y atacar a los más débiles del acuario.
  6. Alimentación: comen carne, lo cual fortalece sus dientes. Por si acaso, es conveniente que no introduzcamos la mano dentro de la pecera. También se pueden introducir peces vivos, pero es más higiénico el uso de piensos específicos.

Originally posted 2016-08-19 10:05:04.

Enfermedades de los peces | Baba en la piel

Los peces aunque pudieran parecer mascotas que requieren poco cuidado, pueden desarrollar enfermedades que se vuelven en algunos casos mortales, debido a la contaminación de su habitad, por ello más cuidado que los mismos peces demandan las peceras para evitar tantas enfermedades de peces que pueden tratarse siempre que se detecten a tiempo y antes que se propaguen por toda la colonia de peces si tienes varios de ellos.

Entre esas enfermedades de los peces se encuentra la denominada “Baba en la piel” que es resultado de las bacterias que se alojan en la piel del pez debido a un contaminación grave del agua en que vive. Esta es una enfermedad que evidencia el descuido en la limpieza y control del habitat de nuestros peces. El pez luce decaído y por momentos alterado, lo que es normal ante la molestia que le ocasiona esa capa grisácea y blancuzca que le recubre como resultado de la infección. Se roza en las rocas encontrando alivio y con ello contamina aún más su entorno.

No es una enfermedad fácil de curar, cuando se detecta pronto las branquias quizá estén sanas y un veterinario podrá aliviar al pez, pero si las mismas están infectadas el pez debe ser trasladado a un cuidado en cuarentena que sirva para administrarle un tratamiento que alivie la molestia y que cure la enfermedad, en algunos casos los peces lamentablemente terminan muriendo de baba en la piel de los peces. 

Entre muchas enfermedades de peces algunas como ésta son fáciles de evitar con tan solo mantener una calidad permanente del agua que sirve como habitat para nuestros peces, y claro que como todas las mascotas los peces requieren observación, hay que vigilar sus cambios de actitud, evidentes porque los peces saludables tienden a nadar y juguetear en el agua con calma mientras un pez enfermo se roza en las rocas, se recoge a un lugar de la pecera y permanece inactivo cual pez plástico.

Imagen: Good wallpapers

Lee también: Peces para tener en casa


Originally posted 2016-08-19 13:21:15.

Raza de pez payaso

pez payaso

La raza de pez payaso, suele ser una de las más comunes y apreciadas. Sirven bien para tenerlos en casa en una pecera y disfrutar de su agradable compañía. Y además claro es un pez guapo por cuanto sus vibrantes colores rojos, rosa, blanco y naranja lo hacen un pez muy atractivo. El origen del pez payaso se establece según los expertos, en el Océano Pacífico donde habita en los espacios de las barreras coralinas y un pez inteligente, o sabia la naturaleza, convive con las anémonas venenosas que existen en los arrecifes y por ello puede despreocuparse del ataque de otros depedradores.

Como se ve en muchos casos de la naturaleza, la coexistencia del pez payaso con las anémonas trae beneficios para ambos, el pez puede, como hemos dicho, despreocuparse del ataque de los depredadores que no se acercan a los arrecifes por las sustancias tóxicas de las anémonas, y éstas e benefician de su convivencia con los peces payaso en que estos absorben las sustancias que resultan perjudiciales para las anémonas.

El pez payaso en su habitat natural sale a la búsqueda de un variado menú marino como so camarones, ostras, mejillones y restos de pulpos que han muerto en el fondo del mar, asimismo de esta manera aprovecha otras especies marinas como el pescado blanco, gambas, langostinos, y claro ha sobrevivido a la naturaleza fiera de los mares, alimentándose de una manera saludable, aprovechando las plantas que crecen cercanas a los arrecifes que complementan el resto de su dieta.

Como otras especies de peces, los peces payaso son hemafroditas y son ya machos y luego hembras según lo que la naturaleza imponga, esto es fácil por cuanto ha nacido con órganos sexuales de ambos sexos.  En una colonia de peces payaso, el pez más grande es macho y el que le sigue en tamaño es hembra, y el resto de la colonia es asexuado. Pero esto cambia ante la necesidad, pues cuando el pez  macho muere, el pez que hasta entonces era hembra toma su lugar y asume sus órganos sexuales de macho mientras que su lugar será ocupado por el siguiente pez en la jerarquía de la colonia que desarrollará los órganos de hembra, hasta que la naturaleza imponga algo diferente.

Imagen: Pez payaso


Originally posted 2016-08-19 11:33:54.

Cuidado de los peces dorados

pez dorado

Muy apreciados por su encantador aspecto son los peces dorados o goldfish. Son encantadores peces que se mantienen bien en acuarios y sirven además de mascota y compañía en linda decoración para un ambiente por como hemos dicho su aspecto. Apreciados en China y otros países, se fueron colocando en el gusto de los amantes de los peces en Occidente, y hoy se encuentran en peceras y acuarios de todo el mundo, hogares, salones, restaurantes, ambientes decorativos, etc.

Sin embargo como cualquier especie, por tranquila y  adaptable que sea como los peces dorados, hay que darle los cuidados que necesita. Y en este caso, te contamos cómo debe ser el cuidado de los peces dorados. El hábitat es indispensable que se adapte a las necesidades de nuestro pez, debe ser un acuario grande que contenga más de 100 litros, en el que se reproduzca en alguna medida su ambiente como es arena gruesa, pequeñas piedras, lisas y especialmente elegidas para el acuario, que no sean porosas ni cortantes o un peligro para que nuestro pez sufra una herida con ellas, y algunas veces algunos juguetes que contribuyen a la decoración más que todo, un viejo castillo, un cofre, sirven para que juegue el pez.

El cuidado de nuestro pez dorado también nos lleva a mantener el agua en óptimo estado acorde a sus necesidades, es decir que debe estar aireada usando un difusor de burbujas adecuado para el tamaño de la pecera y también el agua debe estar bien filtrada, esto es vital, cuando ya todos sabemos que estos peces, en su mayoría, disfrutan de jugar removiendo la arena y con ello mueven los sedimentos depositados al final de la pecera.

Como dijimos antes se debe recrear el entorno, además de piedras, y agua a su temperatura ideal entre 15 y 22° fuera de esta graduación nuestros peces corren peligro de enfermarse y también de sufrir un nivel de estrés que también nos hará tener una colonia de peces enfermos que pueden resultar muriendo. También podemos colocar la vegetación de la que disfrutan los peces dorados, ésta debe ser igual a la de su entorno y por ello hay que recurrir a la asesoría de una tienda calificada. Porque debemos elegir plantas que sean resistentes de hojas duras y no tantas que impidan al pez nadar con soltura por su hábitat. Es imprescindible, que se cuide las plantas, los peces suelen mordisquear y si son livianas o ligeras o no adecuadas para estos peces, nos veremos con un pez en problemas.

Cuando ya nos hemos encargado de reproducir su hábitat y mantenerlo en temperatura de agua y en niveles de higiene que requiere el cuidado de peces dorados, también debemos concentrarnos en su cuidado diario, que tener un pez es más cómodo que otras mascotas, pero ello no implica que no necesiten ser cuidados y vigilados. La dieta es importante, una dieta balanceada con nutrientes de los que esta clase de pez requiere, hay que consultar con el veterinario que nos ayudará a mantener bien alimentado a nuestro pez, en lo que él realmente necesita. Hay que cuidarse de no sobrealimentarlo porque esto también es perjudicial.

Read more: Cuidado de los peces dorados


Originally posted 2016-08-19 08:34:28.

Enfermedades de los peces | Puntos blancos

pez

Cuando te decides a tener un acuario o pecera en casa, quizá piensas que los peces por ser mascotas tan calmas y silenciosas no necesitan ser vigilados tanto como un cachorrito de perro o un gato, pero así es, porque los peces también corren el riesgo de adquirir muchas de las comúnes enfermedades de los peces. Y esto conlleva el problema de que como no pueden comunicarse, a diferencia de los perros no pueden gemir o mostrarse con sonidos molestos, nos vemos con estas condiciones cuando ya están avanzadas. Un buen consejo en este sentido es revisar bien a los peces 2 veces por semana, fijándose en cómo se muestran, calmos, animados, o tristes.

Y aún con todas nuestras precauciones algunas de esas enfermedades de los peces pueden aparecer sorpresivamente, sobretodo si son derivadas de microbios y bacterias porque muchas de éstas se trasladan en el aire y se alojan en la pecera por los más insospechados medios. La enfermedad más común entre las de este tipo, es la denominada enfermedad del punto blanco en los peces, una molesta enfermedad que se aloja en las aletas y la piel de los peces causándoles bastante malestar, llagas y una infección que debe tratarse agresivamente con medicamento que el veterinario determinará y la con limpieza exhaustiva del pez infectado así como su puesta en cuarentena para evitar el contagio de toda la colonia en el acuario.

Esta enfermedad es causada por el parásito denominado Ichthyopjirius, que se aloja bajo la piel del pez donde se reproduce y luego abre una pequeña abertura en la piel para salir y propagarse al resto de peces y los huevos revientan para contaminar aún más. La abertura se infecta y el pez sufre por una piel que se torna sensible y puede si no se trata causar la muerte de nuestro pez.

Imagen: Vía

Lee también: Enfermedades de los peces | piojos


Originally posted 2011-12-07 17:31:49.

Pez Barbo Cereza

pez barbo cereza

Para los amantes de los peces como mascota y los que han hecho parte de su vida, el hobby de criar peces en acuario, serán muy conocido el  pez barbo cereza, uno de los más populares en la crianza en acuarios que por esta misma razón se sabe, se encuentra en peligro de extinción. Este es un hermoso pez de origen tropical, la familia original llamada Cyprinidae, su género es el de los barbos punteados.  Se ha descubierto su origen en Sri Lanka en donde abundan en ríos y lagos llenos de vegetación que es el entorno natural en el que disfrutan desenvolverse.  Como hemos dicho se encuentra hoy en día debido al gusto que tienen por esta especie, los criaderos de peces, en la lista de especies en peligro.

Su apariencia es fácilmente reconocible, así que el pez barbo cereza ha sido muy difundido en su imagen, el cuerpo tiene forma fusiforme comprimido lateralmente, engrosado ligeramente hacia la mitad, como todos los peces de su familia que comparten estas características.  Carece de dientes en la boca en cambio los tiene en los huesos faríngeos, y suelen ser unos dientes con textura raspadora.  Su color suele ser naranja, con tres bandas negras que cubren el cuerpo desde la cabeza al nacimiento de la aleta caudal,  dos laterales y la tercera dorsal. Los machos suelen tener una tonalidad más intensa en el cuerpo inclinándose a rojiza.

Otras de sus características son que su naturaleza es omnívoros aunque en algunas ocasiones pueden disfrutar de alimentos vegetales, la dieta puede entonces ser variada. Estos peces barbo cereza, suelen ser una agradable compañía en el acuario para el resto de los pobladores del mismo, no tienen mal temperamento aunque con otros machos de su especie puedan tener peleas. Disfrutan de la vida en grupo, porque generalmente en su hábitat suelen vivir en pequeñas colonias, por lo que se debe tener en el acuario dos o tres ejemplares más, para que se sienta cómodo.

Para conformar el hábitad de nuestro pez barbo cereza, hay que tener en cuenta que ha vivido en un entorno lleno de vegetación la que deberemos recrear en el acuario, con espacio suficiente para él y sus compañeros, un acuario de 40 lts es lo ideal.  Los veterinarios y expertos en acuarios y crianza de este tipo de pez recomiendan un balance adecuado de las condiciones del agua, así: pH: 6.0 a 7.6, gH: 5 a 15, Temperatura de 22 a 28º C, NO2: 0 mg/l, NO3. Con ello vivirá en condiciones óptimas y podrá procrear y reproducirse.

En cuanto a reproducirse, el acuario debe permitir vivir con espacio y cómodamente al pez y la pareja, unos 40 lts de agua y abundante vegetación son lo que se requiere para una pareja, deberá consultarse con un experto si además de la pareja hay más peces porque se deberá sin duda, ampliar la cobertura del agua y el espacio. Cuando  la hembra está fecundada suele depositar unos 200 huevos repartidos principalmente entre las hojas de las plantas, después de lo cual hay que retirar a los padres. Los huevos eclosionan pasadas entre 24 y 48 horas, 48 horas después de la eclosión los alevines ya nadan con libertad, pudiendo alimentarlos con nauptilus de artemia.

Los nuevos peces, alcanzan un tamaño máximo de 5 cm. Su promedio de vida es de 4 años pero en óptimas condiciones pueden llegar a vivir de 5 a 7 años, por lo que se convierten en una colonia que nos hará pasar ratos de deleite en tranquila compañía, quizá sea por eso que son tan apreciados estos peces. Cuando todos los peces, padres e hijos, tienen ya cierto tiempo en el acuario hay que pensar en cada par de años renovar el mismo, ampliar o plantar nueva vegetación porque tal como sucede con los humanos, el entorno se va desgastando y también ellos necesitan un “cambio de aires” que logran con una apariencia nueva del acuario.

No debe confundirse al barbo cereza con otros peces denominados también barbo como el barbo tigre y otros, porque aunque comparten características son distintos en su modo de vivir, algunos suelen ser ligeramente problemáticos de vivir en colonias con otros de su misma especie y otra especie. Algo que no sucede con el barbo que suele ser de carácter tranquilo y poco dado a los conflictos. Los peces Barbo cereza, suelen dejar transcurrir sus días en cautividad jugueteando o simplemente flotando entre la vegetación de su entorno, algo que suelen hacer en su medio natural, aunque en ése sea frecuente que migren de un lugar a otro llevados por las corrientes de ríos para luego retornar.

La alimentación como ya hemos visto es bastante simple, y entre mantener la temperatura, la pureza del agua, reproducir su entorno en el acuario, es fácil mantener una pequeña colonia de hasta 5 individuos si se quiere, para que el pez se encuentre a gusto, la soledad no es sana para el barbo que se siente triste con ello.

Imagen: Wikipedia


Originally posted 2012-02-14 21:01:22.

Peces come algas para mantener el acuario

molly lyra negro

Quienes tienen o han tenido un acuario, saben que hay que sortear problemas de algas en el acuario que no son nada recomendables para la saludable vida de nuestros peces. Este es un tema que también resulta importante para los que están planeando hacerse de un acuario.  Una manera práctica y efectiva de controlar las algas en los acuarios, es mantener en ellos, algunos de los conocidos como peces come algas, son peces de constitución robusta que se dedican a alimentarse de las algas, y de esta manera se convierten en alguna medida en “limpiadores” del acuario.

Hay algunas variedades de peces come algas que puedes adaptar a tu acuario, y para ello hay que conocer sus cualidades.  Peces Mollies negros, estos son los peces más comunes entre los peces come algas porque son baratos y fáciles de encontrar. Son ideales cuando se conforma el acuario porque mientras crecen las plantas y se adaptan los peces, estos hacen su tarea, que toma por lo menos un mes, o sea hay que mantenerlos por este tiempo en el acuario y no alimentarlos para que así se ocupen de alimentarse con las algas y limpien el acuario.

Peces Otocinclus, son pequeños peces que debemos adquirir en grupos según recomiendan los veterinarios uno por cada 40 litros funciona perfectamente. Hay que elegir bien y pedir recomendación de un experto porque algunos de estos peces se alimentan de algas mientras otros lo hacen de la  capa viscosa de los peces, lo que resulta un problema.  Los llamados Peces Plecostomus,  son toda una variedad de peces con boca en forma de ventosa, de los que debemos elegir los ejemplares pequeños para comer las algas del acuario, los más grandes no sirven a este fin, puesto que por su mismo tamaño, arrasan con todas las plantas y algas.

Peces Zorros siameses  de entre esta variedad hay que preferir la conocida como zorro volador, aunque comen algas no consumen las rojas y lo mejor es tenerlos solo cuando son pequeños porque al convertirse en adultos, son peces agresivos. Muy recomendables son los denominados comedor de algas siamés, un pez muy atractivo en su apariencia y de carácter dócil que se adapta bien y hace su trabajo en el acuario sin ser riesgo para los peces y el hábitat. Los peces Farlowella, aunque muy utilizados no son muy recomendables porque hay que cuidar las condiciones del agua para que estén bien y cuando crece, el acuario puede resultarle muy pequeño.


Originally posted 2012-08-09 01:24:36.

Descubriendo la acuariofilia

La acuariofilia es una afición a la cría de organismos acuáticos, predominantemente peces, en condiciones controladas. Los orígenes datan desde hace más de dos mil años en China, donde se criaban carpas doradas en estanques. Originalmente, las especies no eran demasiado variadas, puesto que necesariamente habían de ser resistentes: los mecanismos de mantenimiento eran bastante rudimentarios. Los más comunes fueron, por tanto, la carpa koi y el carpín dorado.

Durante la Dinastía Song, se popularizó el conservar peces dorados en recipientes de cerámica (precedente de las peceras posteriores).

Por otro lado, los sumerios y los romanos crearon estanques que fueron precedentes de la acuicultura. Es decir, que criaban peces con fines alimenticios, en lugar de estéticos como los chinos.

A lo largo de los siglos, de los estanques, se pasó a las peceras, hasta la actualidad, en la que tenemos una amplia variedad de acuarios modernos. Realmente, no conocemos con exactitud cuándo apareció el concepto de recipiente de cristal a modo de tanque para ser contemplado. Aproximadamente en 1750 se introdujo en Europa la cría de peces de colores. La acuariofilia contemporánea requiere gran precisión y conocimiento, basándose en la ciencia de la acuariología. De hecho, hasta que esta no se empezó a desarrollar más profundamente, en torno a la década de los treinta del siglo pasado, fue imposible la introducción de especies tropicales: primero, por la dificultad de encontrar las especie y transportarlas; y, segundo, por las dificultades de mantenimiento, en lo que respecta a acondicionamiento y alimentación del hábitat artificial.

El sentido primordial de la acuariofilia moderna consiste en la recreación de un entorno artificial donde todo tipo de especies acuáticas puedan subsistir a través del uso de técnicas de mantenimiento. Por supuesto, cada acuario albergará a un biotipo de habitantes con unas necesidades similares (temperatura, luz, naturaleza del agua, espacio disponible, etc.). En un sentido muy general, podemos diferenciar tres grandes clases de acuario: de agua dulce (simula ambiente lacustre o fluvial), de agua salada (simula ambiente marino u oceánico) y de agua salobre (que simulan albuferas o estuarios).

Los acuarios más conocidos son aquellos destinados a peces, sin embargo, también hay muchos otros que destinados en exclusividad a plantas acuáticas, invertebrados, anfibios y reptiles acuáticos.

La acuariología es un hobbie que entusiasma a millones de personas a lo largo del mundo. A modo de curiosidad, en Estados Unidos es la tercera afición más corriente, seguida de la fotografía y la filatelia. Por otro lado, en torno a ella, hay una industria que mueve miles de millones todos los años. En ella no sólo están implicados los peces, acuarios e instrumentos de conservación; también hemos de contar con la multitud de publicaciones (revistas, manuales y libros) que genera.


Originally posted 2011-01-08 18:28:06.

Enfermedades de los peces | Aletas dañadas

pez tropical

Los peces suelen ser mascotas encantadoras que si se cuidan bien, viven plácidamente y no nos dan preocupación alguna. Pero están expuestos a enfermedades que decididamente no son más que resultado del descuido que se tenga con su hábitat. Una de las enfermedades de los peces más comunes son las aletas dañadas, que es cuando las mismas lucen opacas, desflecadas y bastante inflamadas. Los peces sufren con esta enfermedad y se muestran decaídos y faltos de ganas de alimentarse.

El motivo de la enfermedad de los peces de las aletas dañadas, suele ser una contaminación grave del agua del acuario o pecera, y la contaminación se extiende por la colonia de peces, si hay más en el acuario porque los otros peces tienden a morder las aletas dañadas del pez enfermo, lo que resulta en la contaminación aún mayor del entorno y en el malestar aún más intenso del pez que está sufriendo las aletas dañadas. Por ello es importante mantener vigilancia sobre el acuario porque algunos cambios en el agua y su pureza puedan dar como resultado problemas como las aletas dañadas.

La forma de tratar la enfermedad es que el veterinario revise a los peces y administre Myxazin que es un antibacterial potente que aliviará al pez de la enfermedad y lo curará, pero a la par de la administración del bactericida se debe poner al pez enfermo en cuarentena. Y es el momento de sanear el ambiente cambiando totalmente el agua de la pecera y esterilizando todo para volver a rehabilitarla totalmente libre de bacterias. La dósis de bactericida y la forma de limpiar y depurar la pecera debe ser recomendada por el veterinario que sabrá dosificar acorde al tamaño de la pecera, los peces y el grado de contaminación.

Imagen: Fondos de escritorio

Lee también: Razas de peces payaso para tu pecera


Originally posted 2011-11-16 23:06:19.

Pez cebra en investigaciones científicas

peces cebra

Todos sabemos que muchas mascotas sirven a la ciencia, que a través de ellos busca fármacos, estudia comportamientos o prueba medicamentos, de todo hay, nunca mejor dicho, como en botica. Y aunque generalmente pensamos que los monos y perros, sirven además de los conejos de ahí el concepto “conejillo de indias” a las pruebas y ensayos científicos, quizá debamos saber que los peces sirven a la investigación científica en muchas maneras.

Uno de ellos, el pez cebra en investigaciones científicas es uno de los mejores ejemplos del tema, el mismo ha sido utilizado durante mucho tiempo en toda clase de investigaciones que han dado resultados útiles a la medicina y tratamiento de enfermedades de los humanos. Este hermoso ejemplar marino que también sirve de mascota y una mascota muy fácil de mantener y de las más sencillas en cuanto a temperamento y gustos.

El pez cebra como mascota, no necesita más que un hábitat con algas para sentirse confiado y feliz, a diferencia de otros exigentes y temperamentales de sus parientes, este pez es calmo, reservado, silencioso y siempre de buen humor. Y por ello y por sus cualidades como objeto de estudio el pez cebra se ha considerado uno de los más valiosos en la investigación médica, a él se deben importantes avances en el estudio de la hiperactividad, solo en la Universidad de Boston se hicieron poco tiempo atrás notables descubrimientos de la distrofia muscular probando farmacos en el pez y aportando importantes  avances al estudio neurológico.

El pez cebra también ha sido protagonista en la investigación del insomnio, la obesidad, y más recientemente con el autismo y la esquizofrenia. ¿Por qué el pez cebra y no otro? sencillamente porque estos son más parecidos a la especie humana y se consideran los más resistentes, además de que como hemos dicho su temperamento controlado y pacífico lo hace perfecto. Ya te contaremos pormenores de cómo vive este interesante pez.

Imagen: Peces cebra modificados genéticamente


Originally posted 2012-05-19 21:10:41.