El mono como mascota

El mono como mascota

Los monos conjuntamente con los hombres son en conjunto los llamados primates, en atención a que se trata de los primeros seres de la escala zoológica.

Entre otros caracteres los monos tienen perfectamente diferenciada algunas partes de su cuerpo, como lo son la cara, el cuerpo y las extremidades, característica común con los hombres y que los diferencia del resto de los animales considerados “inferiores” dentro de las clasificaciones de los animales.

Son, en general, animales trepadores, ya que son oriundos de zonas boscosas y viven en lo alto de las copas de los árboles. Por lo tanto, si se los busca como mascotas habrá que proporcionarles algún elemento para que se puedan subir. Si no existen árboles con los que interactuar, se podrá sustituir por algún artificio parecido o apilar piedras por las que puedan elevarse hasta las alturas.

Tienen una gran ventaja con respecto a lo que comen, ya que se adaptan fácilmente a cualquier clase de alimentación.

Son mascotas ideales para aquellos lugares de climas cálidos o templados, ya que viven en zonas tropicales e incluso ecuatoriales. Sin embargo no se adaptan con igual facilidad a los climas fríos. Esto habrá que tenerlo muy en cuenta a la hora de decidir si tenerlos como mascota, porque no es bueno que los animales sufran o enfermen sólo porque queremos tenerlos con nosotros, sin tener en cuenta sus propias necesidades y habitat.

En general son tranquilos y de buen carácter. Sin embargo, en algunos lugares, se les ha hecho fama de ser malos y agresivos. Como en todos los casos, esto dependerá del trato que reciban y de la manera en que se los respeta, en cuanto a sus características naturales.

Obviamente son muy inteligentes y captan fácilmente pedidos u órdenes. La mayoría son, además, muy expresivos, aunque eso dependerá del tipo de mono de que se trate, ya que, hay que saber, que dentro de los simios, también existe una gran variedad de tipos, con distintas características entre sí.

En suma, el mono puede ser una buena mascota. Es importante informarse antes de tenerlo, cuales son sus necesidades y como debe ser tratado. De hacerlo así, seguro le brindará muchas satisfacciones a quien lo cuide con cariño y dedicación.

Fuente de la imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *