Etiqueta: compañía

Labrador Retriever

Labrador Retriever

Esta raza de perros, según se dice la más popular del mundo en la actualidad, está especialmente indicada por los expertos, como una muy buena mascota, para aquellas personas que requieren un perro sociable, cariñoso y adaptable. También es recomendable para hogares con niños, ya que una de sus características es el ser un perro amigable y poco agresivo, teniendo los cuidados lógicos a estos efectos. No es un animal que pueda manejarse en espacios muy chicos, por lo tanto si no se cuenta con una superficie de vivienda aceptable para mascotas grandes, es preferible no pensar en un Labrador Retriever, a menos que se esté dispuesto a sacarlo a ejercitarse todos los días en un espacio mayor.

Su color de raza es negro, marrón o dorado. Son perros medianos o grandes. Les gusta el agua, ya que por historia evolutiva nacieron en Terranova, donde nadaban permanentemente en aguas heladas. No son perros especialmente guardianes, a menos que se los entrene, ya que su carácter sociable hace que les guste mucho la presencia humana. No sirven para estar solos durante un lapso de tiempo prolongado, ya que pueden generar situaciones de angustia, que somatizan presentando diversos síntomas, como lesiones en la piel.

Otra característica que comparten es la necesidad permanente de trasladar objetos de un lado a otro en su boca, a veces objetos pesados.

Es una raza de perros muy usada para trabajos especiales, como rastreador de drogas, para detectar sobrevivientes en casos de catástrofes y también como guías de ciegos. Para estos trabajos, requieren un entrenamiento especial, al que se adaptan fácilmente, ya que además son muy inteligentes.

Son en general muy sanos. Como son de contextura grande, habrá que cuidarlos de problemas en la cadera, sobretodo cuando envejecen. Pueden presentar afecciones en los oídos, pero como son tan expresivos, si se los atiende en tiempo, se recuperan bien.

Como mascotas nos brindan hermosos momentos: son perros muy cariñosos, demostrativos, traviesos sobretodo de cachorros, muy fieles. Toman como referencia una persona dentro de la familia y le hacen sentir lo importante que es esa persona para ellos. Son una excelente compañía. Pueden llegar a ser muy celosos.

Fuente de la imagen


La muerte de una mascota

La muerte de una Mascota

Cualquiera sea la mascota que muere, el sentimiento de dolor, pérdida y angustia que trae consigo, es natural y lógico. Para poder asumirlo se requiere de un tiempo de elaboración del duelo, ya que nuestros animales son parte significativa de nuestras vidas.

Es probable que las personas que nos son afines a las mascotas no comprendan esta situación o tiendan a minimizarla, pero lo importante no es lo que los demás piensen sino lo que sentimos nosotros ante la pérdida. No vale la pena aumentar el dolor con discusiones inútiles, defendiendo una posición que para los demás puede resultar incomprensible.

Como en todo duelo, lo aconsejable es expresar lo que se siente en cualquier forma que se pueda: para algunos el desahogo ideal es una conversación con seres queridos; otros prefieren escribir poemas, pintar o dibujar, en otros casos se manifiesta el dolor llorando. Hay que tener en cuenta que las reacciones son muy personales y no es el momento de discutirlas sino de acompañarlas y comprenderlas.

Si en el entorno de la mascota hay niños, habrá que decírselo de la mejor manera posible, sin mentirles, porque esto puede minar la confianza que depositan en nosotros, pero adecuando la forma a la edad que el niño tenga. En estos casos es importante sacar del medio el concepto de “culpa”, ya que ante una pérdida de esta naturaleza el chico puede entender que la mascota no está más porque él le pegó, o lo rezongó o le hizo cualquier otra cosa. Si no es muy chico es un buen momento para hablar de la muerte como un proceso natural que forma parte del ciclo vital.

No se considera conveniente sustituir la mascota por otra inmediatamente, sea el mismo o diferente animal, ya que lo único que se logrará con esto es no procesar bien el duelo y probablemente no respetar la nueva identidad del otro animal, que no es el que murió sino otro y tiene todo el derecho a ser respetado y amado por sí mismo.

En aquellos casos en que el duelo no se procesa bien o se extiende por mucho tiempo, siempre se puede recurrir a una ayuda terapéutica especializada para saber cómo proceder.

Fuente de la imagen


Las Mascotas y su Evolución

Las Mascotas y su EvoluciónParece que están el hecho de tener distintas clases de mascotas ha evolucionado a través del tiempo. Hace unos años, lo común era considerar dentro de las posibilidades de conseguir una mascota, tener un perro, un gato, pececitos, tortugas, pájaros, loros y otros animales similares; sin considerar mascotas más grandes, para aquellos que tienen posibilidades de alojamiento de tamaño considerable, como pueden ser caballos o felinos de mayor tamaño.

Más adelante, comenzaron a ponerse de moda otra clase de mascotas, más exóticas y del gusto de unos pocos: las famosas iguanas, que inundaron el mercado, los lagartos, víboras, serpientes, arañas y hasta roedores como ratones y ratas.

No debemos olvidar que existió, también, la famosa “mascota virtual”, especie de aparatito, que venía con un pequeño programa, con una pantalla en la que se mostraba cuales eran las necesidades de la mascota en ese momento. Si tenía hambre había que alimentarla para que no se enfermara o muriera; si tenía sed había que brindarle agua; si estaba triste había que darle consuelo, si tenía frío, abrigarla, y así sucesivamente.

Este juego virtual, si bien no servía para aquellos que requieren de una mascota cariñosa, podía ser interesante para que los niños y adolescentes se dieran cuenta del trabajo y la responsabilidad que implica tener una; es decir que no se trata sólo de disfrutarla, sino también de cuidarla y mimarla para que esté saludable y se sienta bien.

En la actualidad, con el mundo globalizado, cada uno puede tener la mascota que quiere, de acuerdo a sus gustos y preferencias, ya que no es difícil acceder a animales que no eran tan fáciles de conseguir tiempo atrás. Pero las mascotas siguen cumpliendo el mismo papel importante que tuvieron siempre. Son objeto del cariño de muchos, ellas mismas nos brindan amor, y a veces nos entregan protección y compañía, de manera diferente, de acuerdo a cada una de sus características.