Un gallo como mascota

gallos

Los gallos suelen ser elegantes y apreciadas aves, pero rara vez se convierten en mascotas, porque tradicionalmente han sido destinadas al consumo humano y en algunos casos para  estar en contacto con ellos se debe visitar un zoológico. Lógicamente que no estás pensando en estar todo el tiempo al lado del gallo  pero hasta para tenerlo de mascota requiere algunos detalles, por lo que debes asumir que si quieres uno debes tener algunos aspectos importantes de la crianza del gallo para mascota.

Hay que destinarle un paraje específico en un corral que contenga algunos juguetes  para que los gallos se vayan dedicando cuando así lo necesiten, eso es jugar sobre un columpio o solamente caminar. Los gallos suelen ser muy territoriales así que siempre será dificultoso reunir 2 o más ejemplares, cuando se logra hay que disponer de recipientes para cada gallo, aunque no suelen reconocer este tipo de cosas, mientras beben y encuentran suficientes hierbas para todos, no se enfrascarán en peleas que después de todo no se nombran “de gallos” solo porque sí, pues suelen ser bastante agresivas. Tienen que haber suficientes gallinas para los gallos para que 2 o más puedan convivir.

La limpieza del área donde habita nuestro gallo es vital, algunas bacterias y microbios que por las heces fecales se van acumulando pueden contaminar los alimentos y producir enfermedades en los gallos. En estos animales una condición de salud se detecta rápido porque sencillamente desanimado o enfermo el gallo deja de cantar. Todos los gallos cantan aunque con muy leves diferencias, su canto no es del todo igual, pero eso sí varían de tono, el canto no es un aviso para que se levante nadie de su lecho, es solo un canto de dominación del gallo, cuando canta confirma que él y nadie más es el rey de ese gallinero. Y sí, es cierto las onomatopeyas del canto del gallo varían de idioma a idioma.

Imagen: Wikipedia

Lee también: Ventajas de las colonias de canarios



Originally posted 2012-01-11 22:11:18.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *