Categoría: Hurones

El hogar de nuestro hurón

jaula-hurón

Todos queremos el mejor hogar para nuestro hurón, pero a veces se nos hace difícil escoger a causa de la gran oferta de jaulas. Las hay de todos los tipos, (grandes y pequeñas, con más o menos niveles), colores, materiales, etc. La elección depende también de nuestras posibilidades espaciales.

Antes de comprar una jaula debes tener en cuenta varias cosas. Esta debe tener el espacio adecuado para desplazamiento y ejercicio de tu mascota, siendo el tamaño mínimo de unos 90 cm de largo por unos 60 de ancho y 70 de alto. Aconsejamos las jaulas de al menos dos niveles para que el animalito pueda moverse con libertad. Evidentemente, cuantos más hurones tengamos, más grande tendrá que ser la jaula que adquiramos. Recomendamos jaulas de metal y barrotes, puesto que las de cristal tipo acuario son más complicadas de limpiar, por lo que nuestro pequeñín olerá más al no tener una buena ventilación. Procurad que los accesos a la jaula sean amplios para así facilitaros la limpieza.

A continuación comentaremos las jaulas más vendidas y de más éxito. La primera es la jaula “My First Floor Multi Floor” de la marca SuperPet. Se compone de cuatro niveles, rampas y toboganes que comunican los diferentes pisos y tres puertas de acceso. Además la puerta inferior queda a nivel del suelo para que así nuestra mascota pueda entrar y salir libremente por su cuenta cuando lo desee. Se trata de una jaula económica en relación a su gran altura (105 cm), pero a la vez es estrecha (61 x 61 cm), por lo que no ocupa mucho espacio. Está en distintos colores.

La siguiente jaula a considerar es la “Ferret Nation Estándar” de la marca Midwest. Se trata de una jaula escalable que podemos ir ampliando según nuestras preferencias. El modelo básico es grande y más ancho que el anterior (91,5 cm). Posee dos puertas completamente abatibles que facilitan su limpieza. Podemos ampliarla hacia arriba según el número de hurones que vayamos adquiriendo, se puede retirar la superficie para limpiarla bien. Además tiene ruedas para poder moverla con facilidad y cierre de seguridad para que no escapen tus mascotas y evitar así que se expongan a peligros.

La tercera y última jaula que recomendamos es la “Furet Plus” marca FerPlast. Es adecuada para un solo hurón, puesto que es de menor tamaño que las anteriores (80 x 50 x 70 cm), pero es fácil de hallar en cualquier comercio. A pesar de parecer pequeña tiene la altura adecuada para que tu mascota pueda erguirse y  además se compone de dos pisos. Tiene dos accesos, se trata de una jaula asequible en relación a su calidad y además la base se puede separar para poder limpiarla bien.

Después de toda esta información, lo único que os queda es escoger el hogar adecuado para vuestros pequeñines. ¡Feliz elección!


Originally posted 2011-09-14 15:44:04.

Consejos para elegir un veterinario

Es importante tener en cuenta que desde el momento que se decide tener una mascota, hay que contemplar los cuidados que necesita entre ellos el de su salud. Por saludable y bien que se trate a una mascota, de la clase que sea, en algún momento requerirá la visita a un veterinario, ya sea para cuidar lo de rutina, que es importante para prevenir que se enferme, como si se presenta alguna condición repentina.

Los servicios de veterinario que hoy en día ofrecen una amplia gama de posibilidades, desde atender online, visitar en casa, alojar la mascota si tienes que viajar y muchos más, pero  es importante saber elegirlo, después de todo para la mascota el veterinario funciona como el médico de cabecera para los humanos, tiene que sentirse cómoda con él, nosotros también, y tiene que mantener una relación estable con su médico veterinario, el constante cambio de atención médica repercute negativamente en la mascota, porque los animales resultan siendo en este caso como muchos adultos ante la visita al médico, temerosos.

Por ello es importante  escoger  bien el veterinario, que tenga experiencia en la clase de mascota que tenemos. Que brinde un servicio de manera permanente para no exponer a la mascota,  a acostumbrarse a otro veterinario cada cierto tiempo. Que sea un profesional capaz y que tenga las certificaciones, no es nada excesivo siendo que la mascota es un miembro más de la familia y lo que le afecte, no dejará de tener sus efectos en nuestro entorno. Que sea un servicio organizado que permita que la salud preventiva de la mascota como las vacunas y el cuidado dental en el caso de los perros se haga oportunamente, y que claro está, pueda asesorarnos sobre muchas decisiones a tomar por el bien de la mascota.

Imagen: Gedang’s Blog

Lee también:  Veterinario online


Un hurón como mascota

En los últimos años, una de las mascotas que más se ha puesto de moda adquirir son los hurones. Es la opción perfecta para aquellos que busquen tener una mascota graciosa con la que interactuar, sin requerir los cuidados de un perro o gato.

Pertenecen a la familia de los mustélidos –no a los roedores, como se cree frecuentemente– y su tamaño adulto oscila entre los treinta y cuarenta y cinco centímetros de largo, pesando en torno a un kilo y medio o dos. Es pariente de la nutria, el tejón, la mofeta, la marta y la comadreja. Existen distintos colores, aunque en general se suelen caracterizar por poseer una mancha con formar de antifaz a la altura de los ojos. Su pelaje es denso y característico, aunque no desprende tanto como otras mascotas.

Aunque antes eran criados para la caza, la mayoría de los hurones actualmente son domésticos. Esto es así porque son animales capaces de aportar mucho cariño y compañía; por otro lado, son muy amaestrables y aprenden trucos con facilidad. Son bastante inteligentes y tienen un sistema de comunicación entre ellos bastante completo basado en el aroma que desprenden sus glándulas.

En tanto que tienen a esconderse en cualquier rincón, una de las prioridades que debemos tener cuando nos hacemos con uno, es conseguir una jaula adecuada (también porque es el lugar donde van a pasar mayor tiempo). Lo fundamental es que tenga varios pisos y espacio suficiente para que se sienta confortable (como mínimo debe tener noventa centímetros de largo por sesenta de ancho y setenta de alto); por otro lado, debe ser de metal y barrotes, nunca de cristal. Debemos tener cuidado con su limpieza y ventilación (uno de los aspectos más característicos de este animal es su mal olor: una forma complementaria de evitarlo es bañándolo con champú especial y teniendo especial cuidado con los oídos). La jaula deberá ser lavada una vez al mes con lejía. Y la cajita de sus necesidades deberá reponerse una vez por semana.


Originally posted 2010-12-14 02:24:30.

Los hurones


hurón

El hurón en España es actualmente visto como mascota, hasta el punto de que como los perros y los gatos han de llevar chip y estar vacunados. Se trata de animales activos, sociables, juguetones y curiosos. Debemos vigilar su curiosidad, ya que son adictos a meterse por lugares estrechos como detrás de electrodomésticos, por lo que pueden resultar heridos. Sobre todo aconsejamos tener sumo cuidado con las sillas plegables, puesto que pueden llegar a ser mortales para ellos. Sería adecuado acondicionar la casa antes de adoptar a uno de estos pequeñines. Hay gente que por seguridad los mete en su jaula durante la noche o cuando no está en casa.

A los hurones les gusta mucho los juegos, entre ellos el escondite, donde el animal debe “cazar” a la persona (muchas veces mordiéndole suavemente manos y pies). Si se les adiestra correctamente nunca morderán fuerte. Si quieres regalarle juguetes, con los que son para gato disfrutan mucho. Eso sí, evita los productos de caucho o espuma, ya que suelen comérselos y podrían ocasionarle problemas intestinales. Una cosa con la que os reiréis mucho será cuando vuestra mascota esté disfrutando mucho del juego, ya que realizará la llamada “danza de guerra de la comadreja”, la cual se caracteriza por frenéticos saltos laterales con un chillido parecido a un “dok, dok, dok”.

Si tenéis niños en casa, debéis vigilarlos cuando estén con el hurón, ya que piensan que son animales de peluche y los pueden llegar a estrangular sin querer. El hurón, al verse en peligro, podría arañar o incluso morder al crío. A pesar de todo, son animales muy sociales y adoran jugar con otros hurones. Se amontonan los unos sobre los otros para dormir. Recomendamos tener dos o tres como mascota, ya que así no se sienten solos. En el caso de adoptar solo uno, procurad que nunca le falten cariño, juegos y atenciones. Si tenéis un gato, es posible que lleguen a jugar juntos.

Si estás seguro de cumplir todos los requisitos y sabes que podrás cuidar y hacer feliz a tu mascota, no dudes en adoptarlo.


La muerte de una mascota

La muerte de una Mascota

Cualquiera sea la mascota que muere, el sentimiento de dolor, pérdida y angustia que trae consigo, es natural y lógico. Para poder asumirlo se requiere de un tiempo de elaboración del duelo, ya que nuestros animales son parte significativa de nuestras vidas.

Es probable que las personas que nos son afines a las mascotas no comprendan esta situación o tiendan a minimizarla, pero lo importante no es lo que los demás piensen sino lo que sentimos nosotros ante la pérdida. No vale la pena aumentar el dolor con discusiones inútiles, defendiendo una posición que para los demás puede resultar incomprensible.

Como en todo duelo, lo aconsejable es expresar lo que se siente en cualquier forma que se pueda: para algunos el desahogo ideal es una conversación con seres queridos; otros prefieren escribir poemas, pintar o dibujar, en otros casos se manifiesta el dolor llorando. Hay que tener en cuenta que las reacciones son muy personales y no es el momento de discutirlas sino de acompañarlas y comprenderlas.

Si en el entorno de la mascota hay niños, habrá que decírselo de la mejor manera posible, sin mentirles, porque esto puede minar la confianza que depositan en nosotros, pero adecuando la forma a la edad que el niño tenga. En estos casos es importante sacar del medio el concepto de “culpa”, ya que ante una pérdida de esta naturaleza el chico puede entender que la mascota no está más porque él le pegó, o lo rezongó o le hizo cualquier otra cosa. Si no es muy chico es un buen momento para hablar de la muerte como un proceso natural que forma parte del ciclo vital.

No se considera conveniente sustituir la mascota por otra inmediatamente, sea el mismo o diferente animal, ya que lo único que se logrará con esto es no procesar bien el duelo y probablemente no respetar la nueva identidad del otro animal, que no es el que murió sino otro y tiene todo el derecho a ser respetado y amado por sí mismo.

En aquellos casos en que el duelo no se procesa bien o se extiende por mucho tiempo, siempre se puede recurrir a una ayuda terapéutica especializada para saber cómo proceder.

Fuente de la imagen