Etiqueta: sobrepeso

El Bulldog Francés

bulldog-francés

El Bulldog Francés, descendiente del Bulldog Inglés, fue llevado a Francia por trabajadores textiles ingleses en el siglo XIX. Empezó siendo un perro de pueblo que tenía por amos a comerciantes, pero acabó conquistando a las clases altas de la sociedad y sobre todo a los artistas, a causa de su exclusivo aspecto y carácter único. Hoy en día se trata de una de las razas de perro más de moda y codiciadas, incluso entre el mundo de los famosos.

Se trata de un perro de tamaño pequeño, cuerpo musculoso y compacto, pelo corto, hocico chato, piel formando pliegues en la cabeza, cola corta, ojos redondos y separados y orejas grandes y tiesas que recuerdan a las de un murciélago. A pesar de su tamaño, es un magnífico perro guardián. Adora a las familias y le encanta jugar con los niños. Es activo y muy protector, llegando incluso a ser celoso. Si se le adiestra desde cachorro, conseguiremos volver su carácter algo terco un poco más dócil. Es un animal muy inteligente, con una capacidad de aprendizaje extraordinaria, capaz de sacarle una sonrisa a todo incauto. Es muy adecuado para tener en un piso, ya que es muy casero y no necesita de mucho ejercicio. Con sacarlo a pasear una hora diaria es suficiente. Es sociable, jovial, juguetón y muy afectuoso. A su vez también es amante del descanso y de dormir mucho.

Esta raza es delicada y necesita bastantes cuidados. No tolera las altas temperaturas, por lo que aconsejamos no exponerlo demasiado al calor. Hemos de tener cuidado con el sobrepeso, ya que podría producirle dificultades respiratorias. Su peso ideal debe siempre oscilar entre los 8 y los 14 kilos. Una buena forma de controlar su salud es estando atento a sus ronquidos, ya que si vemos que son exagerados debemos consultar rápidamente con nuestro veterinario. El sobrepeso también puede causar complicaciones en el corazón y en la columna vertebral, por lo que recomendamos que a la hora de escoger un cachorro, nos decantemos por uno de padres con tamaño y peso adecuados y bien sanos. El producto nutricional más apropiado para esta mascota es el alimento balanceado de tipo BARF (Biologically Appropiate Raw Food, es decir, alimento crudo biológicamente apropiado), ya que protege sus dientes y favorece la calidad del pelaje. Hasta que el perro no alcance el año y medio de edad, no es conveniente que realice saltos, ya que podría suponerle malformaciones en las patas. A parte de los baños frecuentes, se deben lavar dos veces a la semana las arrugas de su cabeza con algodón empapado en agua y posteriormente secarlas. También debemos prestar especial atención a la higiene de las orejas, limpiándoselas una vez por semana con el producto especializado que nos recomiende nuestro veterinario, generalmente a base de clorexidina.

Es una mascota delicada pero muy cariñosa y divertida. ¡Cuidadla bien!

Cómo alimentar a tu perro

alimentacion-perro

Una cosa básica a tener en cuenta en la alimentación de tu perro es que el tiene su comida y tu la tuya. Darle de comer tus sobras al terminar o irle dando cachitos durante tu comida, no le favorece ni en la salud ni en el adiestramiento. Hemos de tener claro que como más bien le hacemos es no tratándolo como a una persona, ya que si no el animal se confunde y sufre de inestabilidades y malos comportamientos. Debemos evitar que nuestra mascota se siente con nosotros a la mesa o que ronde esperando que caiga algún trozo de comida.

Otro punto relevante es que las necesidades nutricionales de un perro varían dependiendo de la raza, tamaño, edad y forma física. De esta forma, podemos decir que no existe un método único y exclusivo de alimentación canina, pero podemos asentar unas bases generales.

Tu mascota siempre debe tener agua fresca a su alcance, sobre todo en estas calurosas fechas de verano. Normalmente es más recomendable una dieta seca, es decir de pienso, ya que eso ayuda a fortalecer los dientes y previene el sarro, además de poseer una composición más equilibrada para favorecer la salud de nuestro pequeño amigo. Podría ser que tu perro se cansase del pienso, si esto ocurriese, es entonces cuando se puede optar por combinar la dieta seca con la dieta húmeda, intercalando alguna lata de vez en cuando para satisfacer el paladar de tu mascota. Esto es lo que se denomina dieta semi-húmeda, aunque también se puede probar simplemente cambiando la marca que hayamos estado comprando. Es importante saber que estos cambios siempre se han de realizar de una manera gradual para acostumbrar al can. En los envases de los productos nos señalan las cantidades necesarias que debemos servir en relación a la edad y peso de nuestro perro, pero siempre tenemos que ser conscientes de que los menesteres de cada animal pueden llegar a variar dependiendo del ejercicio que este ejecute.

Un aspecto más en el que debemos fijarnos es en que un cachorro y un adulto tienen distintas necesidades alimenticias, existiendo artículos destinados exclusivamente a cachorros.

Es importante que si tu mascota posee necesidades especiales a causa de su salud, edad, sobrepeso o embarazo, consultes con tu veterinario, ya que existen productos propios para cada caso.

El problema más frecuente entre los canes domésticos es el del sobrepeso, causado generalmente por darles excesiva cantidad de alimentos grasos y/o por la falta de ejercicio. Si este es tu caso, has de saber que hay dietas bajas en calorías. Prueba con eso y combínalo con largos paseos diarios.

¡Recuerda que la felicidad de tu perro está en tus manos!