Características de las águilas

aguilas

Aunque jamás pensaríamos en un águila como mascota, éste es uno de los animales más admirados entre las aves que además de su especial belleza, tiene una larga tradición en la mitología de todas las culturas. El águila es uno de los animales que es relacionado con aspectos como la valentía y el honor y que forma parte de símbolos patrios de algunos países. Algunos famosos personajes de la historia hicieron suya como símbolo el águila, por ejemplo Napoleón Bonaparte. En la mitología se considera al águila, el ave preferida de Zeus, el dios supremo del Olimpo.

Podríamos citar muchos ejemplos del águila en la cultura popular, como lo es en la religión donde el águila representa al apóstol más joven, San Juan. De dónde viene tanto interés por las águilas es compresible debido a que durante mucho tiempo, su carácter huraño, su gran tamaño, su ferocidad en algunas circunstancias y lo inaccesible que es el águila en sí y sus nidos, le confirieron una aureola de misterio.  Ave de presa que se extendió por todo el mundo encontrándose en América, Asia y otros lugares, vio con la expansión de la civilización y la mano de hombre diezmadas sus poblaciones y en algunos lugares se extinguieron ya hace mucho.

El águila vive hoy en algunos países como España especialmente en Extremadura, Italia, Escocia, Noruega y la región de Los Alpes; así como en algunos lugares de Norteamérica. Como ave de presa, es un ejemplar de gran tamaño en el que las hembras son mayores que los machos, llegando a alcanzar 1 metro y algunas veces poco más en algunos ejemplares.  De hermosa apariencia que ha contribuido a su popularidad, el aguila es de plumaje dorado que se torna blanco sobre los hombros y la cola. Pero es castaño oscuro en el resto del cuerpo.

Es una de las aves que más se distinguen por su vuelo, pudiendo alcanzar gran velocidad hasta 300 kms por hora sin mostrar agotamiento, eso le ayuda a localizar y atrapar a su presa que difícilmente puede alcanzar velocidad para huir, porque el águila caza mientras vuela.  Su tamaño le da seguridad, por lo que no teme enfrentarse a posibles presas de su tamaño y poco más, puede atacar animales enfermos o de poca velocidad, aunque sean de gran tamaño y si son de pequeño tamaño son presa fácil y rápida para la agilidad depredadora del águila.

Se reproducen entre enero y marzo y preparan nidos básicos, son realmente en el aspecto de convivencia una de las especies monógamas que se conocen ya que al momento de encontrar otra ave, se disponen a construir un nido y viajar y cazar juntas sin separarse ya más nunca. Los pequeños pájaros son el alimento ideal para las águilas que acaban de nacer, y que las águilas macho y hembra alimentan durante sus primeras semanas saliendo en busca de alimento para los mismos. Esa búsqueda de alimentos y dejar a las crías solas obliga a que fabriquen sus nidos en lugares inaccesibles para otras especies y así estén resguardados los huevos y luego las crías en su ausencia.

Existe toda una variedad de águilas, cuya subespecies ocupan lugares muy distantes entre sí, viviendo unas en América y otras en Europa sin casi migrar de continente a continente, algunas viven en países como Japón en gran cantidad.  Tienen como todas las especies algunas particularidades, entre ellas es la supervivencia de los aguiluchos. Suelen nacer uno o dos luego de 45 días de incubar los huevos, cuando ocurre el nacimiento se considera más fuerte y se estima más al aguilucho que ha roto el huevo por si mismo para salir y el que lo hace luego, aunque lo haga por si mismo ocupa un lugar de segundón y no parece interesar a los águila padres.

Aunque algunas águilas alimentan a los dos aguiluchos, muchas veces se concentran en uno solo, el que ha salido primero del huevo y es el que recibe más alimento y cuidados y como resultado se ve volando ya antes de cumplir 50 días, mientras que el que ha sido relegado, por desatención termina siendo débil y suele enfermar y morir, y si sobrevive no le espera mejor destino, porque el primogénito lo expulsará del nido de manera poco amable. Particularidades de la especie.

El águila real es una especie conformada por seis subespecies, que se diferencias entre si en su comportamiento porque algunas suelen vivir sedentarias solo en una región mientras otras disfrutan de su espíritu migratorio y van de lugar a lugar según llegue cada temporada. El tamaño es otro de los aspectos que diferencia a las águilas entre sí, aunque sea la especie que sea, suelen ser animales de gran tamaño y porte majestuoso, así como siempre alertas, haya o no peligro a su alrededor.

Imagen: Wikipedia

Lee también: Razas de perro españolas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.