Leucemia en los gatos

gato

Muchas de las enfermedades de los gatos, son conocidas de los veterinarios y tienen  cura, no sucede así con algunos casos de leucemia felina.   La leucemia felina podríamos pensarla por su solo nombre que se desarrolla igual que la humana y no es así. La leucemia de los gatos es una enfermedad que está extendida por todo el mundo y puede acabar rápidamente con la vida del felino infectado, sobretodo cuando éste no recibe atención médica o no se detecta la enfermedad a tiempo, como sucede con los gastos abandonados.

Los gatos con leucemia felina se pueden contagiar de contacto sexual o con la salvia o sangre de un gato que tenga la enfermedad, por ello los médicos recomiendan castrar porque eso reduce el riesgo, aunque la saliva es un riesgo también, que no se puede evitar si por mala suerte el gato sano se encuentra en contacto con uno contaminado. El gato puede ser portador y no desarrollar la enfermedad que queda relegada y el gato vive largo tiempo, en otros casos la desarrolla de inmediato.

Hay que estar al tanto de la salud de nuestro felino, ello implica hacerle revisar y cuidar que el veterinario evalúe estos aspectos dentro de un chequeo de rutina. Sin embargo, algunos veterinarios apenas conocen la enfermedad. Cuando nuestro gato se enferma constantemente puede ser cualquier otro problema de salud pero también leucemia felina, por ello chequear para prevenir es lo recomendable.

Cuando se enferma constantemente es porque su organismo ha disminuido sus defensas, si se detecta a tiempo, no habrá problema porque puede ser tratado con medicamentos que refuerzan sus defensas y el gato puede llevar una vida saludable por largo tiempo, de lo contrario cuando se detecta avanzada, se debe sacrificar al felino.  No se sabe si los gatos hembra pueden contagiar de la enfermedad a los gatitos, más que todo porque aunque muy extendida la enfermedad, poco se sabe de ella.

Imagen: Vía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.