Los cerdos como mascota en el hogar

Los cerdos son conocidos de todos, y hace tiempo que habitan al lado del hombre, pero siempre confinados en granjas o en el campo lo que ha contribuido a darles una fama nada real, de haraganes, glotones y poco aseados. Hoy en día muchos tienen cerdos como mascota en el hogar, demostrando que pueden vivir domesticados y dentro de determinado espacio sin que por ello sean problemáticos con la higiene o la alimentación, sobretodo porque cerdos como mascotas idealmente se deben tener solo cuando son pequeños, ya adultos son demasiado grandes para comodidad de sus amos y para los mismos cerdos.

Pero decididos a tener un cerdo mascota, hay que tener en cuenta que como hemos dicho necesita espacio, por pequeño que sea debe enseñarse su área de vivienda y juegos y lo aprenderá fácilmente, porque los cerdos son receptivos y pueden como cualquier mascota acostumbrarse a horarios de vigilia, de alimentación así como nombres y áreas donde pernoctar. Como se deben tener cuando son pequeños, son ideales para los limitados  espacios y las familias con niños que se encontrarán un compañero de juegos con una inteligencia  de niño de 3 años que participará de travesuras para alegría de todos.

Los cerdos requieren como todas las mascotas en el hogar, de los cuidados de un médico veterinario, aunque no desarrollan enfermedades y se recomienda tenerlo como mascota solo cuando es pequeño, puede presentar golpes o pequeños incidentes resultado del espíritu travieso de un animal de corta edad.  Al igual que ocurre cuando está entre los suyos, el cerdo como pequeño que es se adaptará y acostumbrará a los que le rodean, encontrándose a gusto entre ellos.

Imagen: Freecomputerwallpaper

Lee también: El cerdo vietnamita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.