Etiqueta: alimentación

La tortuga de tierra, mascota ideal

Las tortugas pertenecen a la familia de reptiles sauropsida. Habitan en la Tierra desde hace más de 260 millones de año, por lo que su aparición data del periodo Triásico. Originalmente las tortugas eran terrestres, aunque posteriormente algunas evolucionaron para ser acuáticas.

Las características constitutivas de la especie se basan en que poseen un tronco ancho y corto cubierto por un caparazón que lo protege. En la parte delantera, sobresalen dos patas y la cabeza; en la posterior, la cola y un segundo par de patas. Una gran parte de su columna vertebral está adosada a su caparazón: por lo tanto, la respiración se produce por movimientos abdominales y no de la caja torácica, que sustituyen al diafragma mamífero y movimientos de la faringe. Aunque carecen de dientes, tienen un pico que recorre su mandíbula. Por otro lado, son ectotérmicas, lo cual significa que su metabolismo está asociado a la temperatura ambiental (de ahí que hibernen).

Como otros reptiles, mudan la piel, pero en su caso, se trata de un proceso progresivo. Igualmente, mudan los escudos del caparazón.

Por otro lado, son animales muy longevos, en todas sus especies. En términos generales, hemos de saber que las tortugas de hábitat terrestre, marino y de agua dulce. Hoy hablaremos de las primeras.

Existen diferentes especies de tortugas de tierra protegidas por la ley, como la tortuga mora y la tortuga mediterránea. Esto significa que está prohibida tanto su captura como su vida en cautividad. Sin embargo, existen otras especies que pueden adquirirse en tiendas especializadas, como la tortuga de patas rojas (que es la más común entre los principiantes), la de patas amarillas, y la tortuga de caja.

El cuidado de este animal en el hogar no es demasiado costoso. Esta es una de las principales razones por las que se considera una de las mascotas más recomendables para los niños.

Las principales cuestiones que habremos de cuidar si tenemos una tortuga de tierra en casa serán su alimentación, el alojamiento y las posibilidades de reproducción.

En lo que respecta a alimentación, pueden comer muchos tipos de frutas y verduras. Para completar la dieta, se puede añadir algo de carne; por otro lado, es bueno que ingieran algo de calcio, para lo que se les proporcionan preparados específicos.

En cuanto a su alojamiento, habremos de preparar un terrario, cuyo tamaño variará en relación a nuestra tortuga; estos suelen complementarse con fuentes externas de calor. Por otro lado, el terrario habrá de tener algún refugio y algún recipiente.

La reproducción de las tortugas se produce durante la primavera, así que será en este momento cuando habremos de tener en cuenta los cuidados reproductivos. Los machos se pelean por las hembras y cuando las fecundan entierran los huevos en la arena, donde permanecerán hasta su eclosión.


Originally posted 2011-01-25 19:21:46.

Alimentos que no debes de dar a tus mascotas (I)

Cuándo nos hacemos cargo de una mascota a menudo desconocemos aspectos básicos de sus cuidados. Tenemos la tendencia a creer que todo lo que es bueno para nosotros es también bueno para nuestros perros y gatos y la verdad es que esto no tiene por qué ser así en absoluto ya que tienen características diferentes a las nuestras que hay que respetar.

Esto se agudiza si hablamos de mascotas exóticas, que suelen ser tremendamente delicadas y que nos resultan aún menos familiares. Es fundamental informarse bien de qué pueden y sobre todo qué no pueden comer nuestros compañeros de cuatro patas.

animals

© jogyx – Fotolia.com

Una mascota no es un niño

Aunque a veces le digamos a nuestro gato o perro eso de “ven con papi o con mami”, lo cierto es que un animal no es para nada un niño y no podemos tratarlo como tal. Si ya bastante malo es tratar de sobornar a un chaval con chuches, en el caso de las mascotas esto puede ser además de perjudicial para su comportamiento, dañino para su salud.

Un ejemplo de esto es el chocolate, que puede llegar a ser mortal para nuestros animales a causa de la teobromina que contiene. Puedes pensar que una pequeña cantidad resulta inofensiva, pero lo cierto es que la teobromina no se elimina del organismo, acumulándose hasta poder llegar a causar serios problemas digestivos como diarreas y vómitos e incluso la muerte en los casos más graves.

Además los dulces tienen una alta concentración de azúcar, independientemente de que tengan o no cacao. Lo que para ti es un donuts inofensivo, para el tamaño de un perro o un gato equivale a comerse una gran bandeja de pasteles. Si esto se repite le estamos dando a nuestro amigo todos los boletos para una seria diabetes o, como poco, problemas de obesidad que pueden desencadenar dolores articulares y múltiples complicaciones de salud.

La fruta es buena, pero no toda

Es bueno que los perros y los gatos tomen pequeñas porciones de fruta en su dieta por sus propiedades antioxidantes y la fibra que contienen. Sin embargo el aguacate jamás se le debe de dar a ningún animal, pues contiene persín, lo cual es veneno puro para perros, gatos, aves y roedores. Es decir, prácticamente para cualquier mascota.

La fruta contiene fructosa, que es un tipo de azúcar que consumido en exceso también puede causar problemas de salud. Recuerda que perros y gatos suelen ser muy propensos a tener problemas de azúcar y que deben de consumir estos productos con moderación.


Originally posted 2013-10-14 19:00:46.

Alimentos prohibidos para perros y gatos

La dieta de los animales debe ser cuidada si queremos que nuestra mascota disfrute de una buena calidad de vida. Analizaremos algunos de los alimentos que no deben ser ingeridos por ellos. En cualquier caso, el principal criterio que debes de seguir es que cualquier cosa que no sea particularmente buena para ti, tampoco lo será para él.

  1. Chocolate. La principal causa es que contiene teobromina, una sustancia que incrementa los latidos del corazón, constriñe las arterias y sobreestimula el sistema nervioso central. En caso de ingesta, las consecuencias pueden ser diarrea, vómitos, excitabilidad e hiperactividad; en casos extremas, puede llegar a provocar fallos cardiacos e infartos. El peor chocolate es el cocinado. La dosis letal sería, aproximadamente, de una libra para un perro de dieciséis.
  2. Cafeína: es tan perjudicial como la teobromina, causando los mismos perjuicios que ésta sobre la mascota.

  3. Alcohol: como imaginaréis, les provoca excitabilidad, pudiendo ponerse agresivos hasta el punto de atacar a sus propios dueños. Un problema añadido es que les provoca incontinencia urinaria. En altas dosis, puede llevar a fallos en el sistema nervioso central, respiratorio y cardíaco.
  4. Cebolla y ajo: los perros y los gatos no toleran la cebolla: les puede llevar a tener anemia, debilitándolos y propiciando que tengan problemas respiratorios. El ajo no es recomendable para ninguno de los dos, pero es extremadamente perjudicial para los gatos.
  5. Jamón y carnes saladas: en términos generales, tienen demasiada grasa y excesiva sal. Esto les provoca serios dolores de estómago y pancreatitis. Por otro lado, el exceso de sal les puede conducir a beber demasiada agua, llegando a generar una dolencia crónica conocida como bloat: el estómago se llena de gas.
  6. Leche: el ser humano es el único mamífero que la puede consumir fuera del periodo de lactancia. Al margen de los problemas de la lactosa, la leche tiene un exceso de azúcar que ellos no pueden digerir (carecen de la enzima que la procesa). Si se la das, le provocarás diarrea, vómitos y problemas gastrointestinales.
  7. Pasas y uvas: afectan al riñón de nuestros animales, pudiendo causar insuficiencia renal, afectando de un modo especialmente virulento a los cachorros de perro.
  8. Atún (para los gatos): el atún que consumimos los humanos no contiene taurina; sin embargo, el corazón de los gatos requiere este tipo de aminoácido para mantener su ritmo óptimo. Por lo tanto, les puede llegar a generar problemas de corazón. Es importante que les des atún para gatos, ya que este tiene taurina añadida. En caso de que les des atún humano, no debería tener aceite, y ser al natural, puesto que éste les extrae la vitamina E.

Originally posted 2011-01-04 11:20:15.

Mascotas conejos

Los conejos son mascotas cada vez más apreciadas, por alguna de sus características agradables. Son animalitos muy inteligentes, aprenden con mucha facilidad. Son sumamente sociables y brindan mucho amor y cariño para quienes son sus cuidadores.
Tienen además la ventaja que pueden mantenerse en hogares no muy grandes y no requieren un cuidado muy trabajoso, aunque sí algunas atenciones especiales.
Con respecto al lugar donde viven deben tener un sitio ubicado para ellos, que puede ser una jaula acondicionada. Tiene que ser lo suficientemente grande para que el conejo pueda estirarse y hacer sus propios ejercicios, además de poder desplazarse mínimamente. Para elegir el tamaño de la jaula, conviene tener en cuenta que los conejos pueden crecer mucho, por lo tanto habrá que comprarla no de acuerdo al tamaño del conejo pequeño que hoy tenemos, sino de acuerdo al tamaño del conejo en el que se podrá convertir, de acuerdo a raza. La jaula se debe mantener permanentemente limpia (de ser posible asearla una vez al día) y además tiene que tener a mano agua fresca, con expendedores o con algún bols que no sea fácil de derramar.
Son animales que no conviven fácilmente con otras mascotas; pueden sentirse muy intimidados por mascotas de mayor tamaño. Sí se llevan bien con los cobayos.
La alimentación que requieren puede ser la balanceada, que se compra en cualquier casa veterinaria o de venta de alimentos para animales. En caso de que se use este tipo de alimentación no se requiere ningún complemento. Su característica es que se alimentan en forma contínua.
Es importante estar atento al tema de los dientes, y en lo posible proporcionarles alguna madera dentro de la jaula, que sea lisa, a efectos de que puedan roerla, para el desgaste, ya que si no desgastan los dientes pueden ser estos un inconveniente de salud para el conejo.
También hay que estar atentos al pelaje. Si este se muestra limpio y brilloso (no olvidar que los conejos se limpian ellos mismos el pelo) es un signo de buena salud. Se les puede ayudar con cepillos especiales. En caso de que el pelo no luzca sano o que presente algún tipo de cáscaras habrá que consultar a un especialista.
A disfrutar de estos tiernos animalitos y cuidarlos mucho.

Fuente de la imagen


Los jerbos

Los jerbos son animales mamíferos pertenecientes a una subfamilia de roedores miomorfos. Provienen de la zona septentrional de África y Asia. Su hábitat más común es el desierto, de hecho, también se les ha denominado como ratas del desierto o ratas de arena. Entre los jerbos hay 40 especies diferentes que se distribuyen en 10 géneros, siendo el jerbo de Egipto el más común. En todo caso, en apariencia no se diferencian demasiado unas de otras.

Aunque se parecen a las ratas, se diferencian de ellas por sus patas, ya que tienen una forma similar a las del canguro y también las emplean para desplazarse saltando. De hecho, evolutivamente, ha conseguido desarrollar un complejo sistema de saltos que les permite huir de los depredadores. Las personas suelen encontrar sus movimientos muy atractivos y graciosos. Por otro lado, aunque son más grandes que los ratones, no alcanzan el tamaño de las ratas: miden en torno a 10 centímetros y no superan los 120 gramos de peso.

Por otro lado, han desarrollado un pelaje colorido que lo protege de las inclemencias desérticas, y unas extremidades que además de para saltar les permiten permanecer en pie, excavar, sentarse y deslizarse.

Los jerbos empezaron a usarse en la investigación en Estados Unidos en la década de los 50. Su integración en el laboratorio supuso un éxito por varios factores: su resistencia, lo fácil que es cuidarlos, su sociabilidad y sus curiosas características. Algunos aspectos en los que esto se manifiesta es, por ejemplo, en su alta tolerancia a la radioactividad (tienen una glándula abdominal que les protege), en que pueden vivir con muy poca agua y su tolerancia al calor es superior a la de la mayoría de los animales del desierto. Por otro lado, digieren muy bien el colesterol.

Por otro lado, son bastante inteligentes, por lo que en los estudios de psicología y comportamiento llegan a superar a las ratas. Por otro lado, han sido muy útiles en el tratamiento de problemas con niños con problemas emocionales.

Por similitud, suelen ser confundidos con los gerbillos, aunque en realidad pertenecen a familias muy distintas y lo único que tienen en común es que son roedores.

Aunque no existe una especie única a la que se le llame jerbo, éste nombre suele asociarse al jaculus jaculus, ya que es el más cotizado como mascota en el hemisferio occidental.

Permanecen activos durante el día y parte de la noche. Son animales sociales que viven en colonias. En conjunto, construyen túneles que miden entre 2 y 2,50 metros de longitud, teniendo por lo común varias entradas y diferentes niveles. Emplean las diferentes cámaras que construyen en éstos como almacén para el alimento y también para anidar.

En lo que respecta a su alimentación son vegetarianos. los alimentos más frecuentes son semillas, granos, raíces y plantas del entorno desértico.


Originally posted 2011-01-29 21:01:28.

El Bulldog Francés

bulldog-francés

El Bulldog Francés, descendiente del Bulldog Inglés, fue llevado a Francia por trabajadores textiles ingleses en el siglo XIX. Empezó siendo un perro de pueblo que tenía por amos a comerciantes, pero acabó conquistando a las clases altas de la sociedad y sobre todo a los artistas, a causa de su exclusivo aspecto y carácter único. Hoy en día se trata de una de las razas de perro más de moda y codiciadas, incluso entre el mundo de los famosos.

Se trata de un perro de tamaño pequeño, cuerpo musculoso y compacto, pelo corto, hocico chato, piel formando pliegues en la cabeza, cola corta, ojos redondos y separados y orejas grandes y tiesas que recuerdan a las de un murciélago. A pesar de su tamaño, es un magnífico perro guardián. Adora a las familias y le encanta jugar con los niños. Es activo y muy protector, llegando incluso a ser celoso. Si se le adiestra desde cachorro, conseguiremos volver su carácter algo terco un poco más dócil. Es un animal muy inteligente, con una capacidad de aprendizaje extraordinaria, capaz de sacarle una sonrisa a todo incauto. Es muy adecuado para tener en un piso, ya que es muy casero y no necesita de mucho ejercicio. Con sacarlo a pasear una hora diaria es suficiente. Es sociable, jovial, juguetón y muy afectuoso. A su vez también es amante del descanso y de dormir mucho.

Esta raza es delicada y necesita bastantes cuidados. No tolera las altas temperaturas, por lo que aconsejamos no exponerlo demasiado al calor. Hemos de tener cuidado con el sobrepeso, ya que podría producirle dificultades respiratorias. Su peso ideal debe siempre oscilar entre los 8 y los 14 kilos. Una buena forma de controlar su salud es estando atento a sus ronquidos, ya que si vemos que son exagerados debemos consultar rápidamente con nuestro veterinario. El sobrepeso también puede causar complicaciones en el corazón y en la columna vertebral, por lo que recomendamos que a la hora de escoger un cachorro, nos decantemos por uno de padres con tamaño y peso adecuados y bien sanos. El producto nutricional más apropiado para esta mascota es el alimento balanceado de tipo BARF (Biologically Appropiate Raw Food, es decir, alimento crudo biológicamente apropiado), ya que protege sus dientes y favorece la calidad del pelaje. Hasta que el perro no alcance el año y medio de edad, no es conveniente que realice saltos, ya que podría suponerle malformaciones en las patas. A parte de los baños frecuentes, se deben lavar dos veces a la semana las arrugas de su cabeza con algodón empapado en agua y posteriormente secarlas. También debemos prestar especial atención a la higiene de las orejas, limpiándoselas una vez por semana con el producto especializado que nos recomiende nuestro veterinario, generalmente a base de clorexidina.

Es una mascota delicada pero muy cariñosa y divertida. ¡Cuidadla bien!


Originally posted 2011-08-05 10:17:36.

Las cobayas y sus características

cobaya

La cobaya, el cuy o conejillo de indias, cuyo nombre científico es cavia porcellus es un tipo de mamífero roedor originario de la de la cordillera de los Andes y de Perú. Puede llegar a pesar hasta un kilo y habita en zonas descubiertas, usando para guarecerse y como escondites huecos y cuevas. Su esperanza de vida oscila entre los 4 y los 6 años y llegan a medir alrededor de 25 centímetros. Hasta los 12 meses no finalizan su desarrollo físico y no es hasta los 18 que alcanzan su madurez y peso adulto.

Posee un cuerpo alargado y de forma redondeada acabado en patitas cortas y delgadas de uñas afiladas. Sus orejas son pequeñas y arrugadas y sus incisivos crecen continuamente sin parar desgastándose al roer. Se caracterizan también por tener un oído excelente  y además son criaturas poseedoras de favorable percepción ocular, aunque como todo ser vivo con una visión únicamente lateral, tiene dificultades a la hora de calcular altitudes. Dichos mamíferos son muy variados en tipologías de pelaje (largo, corto, satinado, ondulado…) y de color (negro, blanco, canela, dorado…). Pueden poseer uno, dos y hasta tres colores distintos a la vez. En cuanto a lo referente al aspecto externo de las cobayas, no existen diferencias destacables entre machos y hembras.

Estos pequeños animales pueden llegar a aprender algunos truquitos elementales, siempre con amor y perseverancia, puesto que no asimilan las cosas nuevas al mismo ritmo que otras especies. Son además seres muy dóciles y tranquilos, los cuales raramente atacan a sus amos aun cuando estén sufriendo algún tipo de daño, siendo las hembras menos fieras que los machos.

Un dato curioso es que cuando huelan comida o tengan hambre nos lo harán saber mediante suaves y pequeños mordisquitos. Esto también lo acostumbran a hacer para llamar nuestra atención moviendo a su vez de forma vigorosa su cuerpo y patitas. Son animales pacíficos y espantadizos, con tendencia a esconderse ante una posible amenaza, siendo rápidos a la hora de escapar, sobre todo las crías. A pesar de todo, si se les sitúa en algún sitio desconocido quedan instantáneamente paralizados. Los cuyes, de la misma forma que los humanos y los monos, solo pueden adquirir la vitamina C a través de los alimentos (frutas y verduras).

Ya sabéis queridos lectores, si estáis interesados en acoger a uno de estos pequeñines, adoptareis a una mascota sociable y cariñosa, además de tener la opción de escoger entre una gran variedad de tipos de pelaje y de colores… ¡Animaos!


Originally posted 2011-07-23 17:22:04.

El mono como mascota

El mono como mascota

Los monos conjuntamente con los hombres son en conjunto los llamados primates, en atención a que se trata de los primeros seres de la escala zoológica.

Entre otros caracteres los monos tienen perfectamente diferenciada algunas partes de su cuerpo, como lo son la cara, el cuerpo y las extremidades, característica común con los hombres y que los diferencia del resto de los animales considerados “inferiores” dentro de las clasificaciones de los animales.

Son, en general, animales trepadores, ya que son oriundos de zonas boscosas y viven en lo alto de las copas de los árboles. Por lo tanto, si se los busca como mascotas habrá que proporcionarles algún elemento para que se puedan subir. Si no existen árboles con los que interactuar, se podrá sustituir por algún artificio parecido o apilar piedras por las que puedan elevarse hasta las alturas.

Tienen una gran ventaja con respecto a lo que comen, ya que se adaptan fácilmente a cualquier clase de alimentación.

Son mascotas ideales para aquellos lugares de climas cálidos o templados, ya que viven en zonas tropicales e incluso ecuatoriales. Sin embargo no se adaptan con igual facilidad a los climas fríos. Esto habrá que tenerlo muy en cuenta a la hora de decidir si tenerlos como mascota, porque no es bueno que los animales sufran o enfermen sólo porque queremos tenerlos con nosotros, sin tener en cuenta sus propias necesidades y habitat.

En general son tranquilos y de buen carácter. Sin embargo, en algunos lugares, se les ha hecho fama de ser malos y agresivos. Como en todos los casos, esto dependerá del trato que reciban y de la manera en que se los respeta, en cuanto a sus características naturales.

Obviamente son muy inteligentes y captan fácilmente pedidos u órdenes. La mayoría son, además, muy expresivos, aunque eso dependerá del tipo de mono de que se trate, ya que, hay que saber, que dentro de los simios, también existe una gran variedad de tipos, con distintas características entre sí.

En suma, el mono puede ser una buena mascota. Es importante informarse antes de tenerlo, cuales son sus necesidades y como debe ser tratado. De hacerlo así, seguro le brindará muchas satisfacciones a quien lo cuide con cariño y dedicación.

Fuente de la imagen


Los Gatos Sphynx

gato-sphynx

Los Gatos Sphynx o Esfinge son los conocidos comúnmente como los “gatos sin pelo”,  a pesar de que curiosamente esta denominación resulta errónea ya que en verdad poseen una piel cubierta por una capa de pelaje muy corto y fino casi imperceptible a la vista o al tacto. Existen tres razas únicas de gatos “sin pelo” reconocidas por las asociaciones felinas: Sphynx, Peterbald y Don Sphynx. La raza Sphynx fue creada en Canadá en los años 60, mientras que la raza Peterbald surgió en Rusia en 1994 y la Don Sphynx, también rusa, en 1997.

Se trata de una raza de gato más robusta y fuerte que la común. Posee un cuello levemente arqueado pero bien musculado sobre todo en machos adultos. Su cuerpo es de tamaño mediano o incluso a veces grande. Sus potentes músculos y su grueso tórax le confieren una maciza apariencia. Son también animales de peso importante, siendo los machos bastante más grandes que las hembras. Su abdomen es de forma redondeada aunque no da la sensación de estar gordo. Sus patas son también robustas y tonificadas, siendo las patas traseras levemente más altas a las delanteras.  Las patas frontales se componen de cinco dedos, a diferencia de las posteriores que únicamente tienen cuatro. Se caracteriza a su vez por poseer unas almohadillas gruesas. Su cola nos recuerda a la de un látigo, tanto en flexibilidad como en aspecto, siendo gruesa en la base pero estrechándose a medida que se acerca a la punta.

Estas genuinas mascotas son amables, dulces, pacíficas, curiosas, inteligentes y amigables. Acostumbran a decantarse por la calma y el sosiego. Son animales afectuosos y sociables y muy dedicados a sus amos y dependiente. Adoran los sitios cálidos y resguardarse en las épocas más frías en interiores ya que son criaturas muy sensibles a los cambios de temperatura. A pesar de tener aspecto de ser delicado, el Sphynx acostumbra a ser un animal sano. Si quieres adoptar uno tienes que tener en cuenta que la temperatura de la casa no baje de los 22 grados. También has de acostumbrarlo al baño, ya que al carecer de pelo tiende más a ensuciarse que los gatos comunes. Recomendamos lavarlo cada 20 o 30 días. Al no tener pestañas también es muy importante que nos encarguemos de la higiene ocular. Para las orejas existen sitios especializados, aunque debemos ser nosotros quienes asiduamente nos encarguemos de su higiene. Su alimentación ha de ser rica en proteínas y grasas, ya que por su raza necesitan aportar al cuerpo mucho más calor que el gato común que se protege del frío con su espeso pelaje.

Actualmente estas mascotas son cada vez más conocidas, a pesar de que poca gente las compra a causa de su elevado precio y de su singular aspecto. Está de moda entre las clases altas y la gente de prestigio.

A modo de curiosidad, en el video de Lady Gaga “Bad Romance” se ve en cameo un Gato Sphynx cuando ella baila.

 


Cómo cuidar a un perro mayor

perro-mayor

Si tenéis perros mayores en casa es importante los cuidados que les confiráis. A continuación tenéis varios consejos para darles a vuestras viejas mascotas todo el amor que se merecen por su fidelidad durante todos estos años.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es la salud bucal de tu perro. Tenemos que intentar controlar el sarro, el mal aliento y la pérdida de dientes, ya que esto podría derivar en una infección grave. Por ello es necesario comprar un buen pienso y llevar a nuestra mascota con regularidad al veterinario para que le examine la dentadura y le practique limpiezas bucales siempre que lo crea oportuno. Cuando nuestro amigo empiece a perder piezas dentales a causa de la edad, tendremos que triturar el pienso para facilitarle las comidas. También debemos estar alerta a la calidad del pelo de nuestra mascota, ya que con los años pierde brillo y fuerza y puede caerse. Incluso la piel del animal puede llegar a oler mal. Todo esto podemos evitarlo si lavamos a nuestro perro con los productos adecuados para él. Otro símbolo de vejez son períodos de diarrea y vómitos a causa de trastornos de gastroenteritis. En estos casos hemos de recurrir rápidamente a nuestro veterinario para que trate debidamente a nuestro pequeño. Si a nuestro perro le aumentan la sed y la frecuencia de sus micciones, podría ser que sufriese de problemas renales o diabetes, por lo que también debemos consultar con nuestro veterinario.

Otro aspecto en el que debemos parar atención es en los ojos de nuestra mascota, ya que a cierta edad pueden empezar a lagrimear y a cubrirse por un velo azulado. Esto es probablemente símbolo de pérdida de visión. Nuestro animal también puede sufrir cambios de conducta a causa de alguna dolencia, pasando de dócil a agresivo. También puede permanecer mucho tiempo en el mismo sitio, desubicarse con facilidad, realizar sus deposiciones en lugares no habituales. Todos estos síntomas de senilidad deben ser tratados por un especialista y nunca tomarse a la ligera ni como algo común en la edad, ya que en la mayoría de los casos pueden solucionarse. Debemos estar bien atentos a los dolores de huesos de nuestro amigo, reflejados en la dificultad de subir escaleras o a algún lugar elevado que hasta el momento nunca había resultado ningún impedimento para él, ya que podrían derivar en algo más grave. Si tose, jadea, se agita podría tener alguna enfermedad respiratoria o cardíaca que se debe tratar para evitar futuras complicaciones. Por último, debemos parar ojo en temblores, desmayos o convulsiones, síntomas posiblemente relacionados con trastornos neurológicos y que si se cogen a tiempo pueden ser tratados como todo lo demás.

Con todo esto esperamos haber ayudado a cuidar mejor de vuestra querida mascota. Y recordad siempre que: si estamos bien atentos a todos estos indicios de vejez, sacamos con frecuencia a nuestro perro a pasear, le administramos la alimentación adecuada a su edad y lo llevamos con asiduidad al veterinario, evitaremos cualquier posible complicación y será una mascota saludable y feliz hasta el final.