La cotorra como mascota

cotorra

La cotorra es una especie de ave que se originó en el Centro y Suramérica existiendo en gran cantidad en países como Bolivia y Brasil, aunque por haberse convertido en una mascota doméstica, se encuentra hoy en todos los países del mundo. Ha sido fácil su adaptación no solo a la vida en cautiverio sino a los diferentes ecosistemas a donde ha sido llevada.  Aún así en algunos países como España se le considera perjudicial para las aves del país y se le denomina especie invasora de la que introducirla en  España está prohibido.

Por demás como hemos dicho vive en muchos países a donde la cotorra es una mascota apreciada. Es un ave de tamaño pequeño que está entre los 28 y 31 cms  con un peso entre los 120 y 14 g. Su plumaje suele ser un verde intenso de brillante color, alas verdes azuladas, gris claro en las zonas de la frente, mejillas, garganta y pecho, así como el vientre. Una cola verde larga y puntiaguda mientras las patas son de color gris. Es un animal de vida en grupo, con el resto de la bandada suele emprender ruidoso vuelo.

Contra lo que pudieran pensarse, la cotorra no puede vocalizar como el loro, pero si puede emitir chillidos, graznidos y también silbar, con esta última capacidad, puede aprender a reproducir las melodías que se le enseñan, porque tiene buena retentiva y si se adiestran siendo pichones resultan muy entusiastas de aprender.  La cotorra suele alimentarse de semillas de cardo, maíz, arroz y otra clase de semillas, flores y frutos. En algunas ocasiones y sino encuentra semillas puede optar por los pequeños insectos. La vida en libertad puede ser dura para cualquier especie, y la cotorra como cualquier otra intenta sobrevivir, así que sino logra su dieta habitual puede optar como algunas especies carroñeras, la carne de los animales muertos. En casa como mascota, es fácil alimentar a la cotorra con pan, galletas,  carne picada, hortalizadas, vegetales suaves.

Las cotorras vuelan en grupo y disfrutan vivir en grupo, en lo que se diferencian de los loros que son más bien solitarios y apartados del resto. Las cotorras construyen nidos en grupos y de lo que resultan grandes nidos en donde habitan varias parejas de cotorras en amigable convivencia.  Cuando llega el momento de la reproducción, lo hacen lógicamente de manera comunitaria, incuban 5 a 8 huevos por nidada alrededor de unos 26 días.  Los huevos se gestan bien sea el clima que sea, porque el nido parece normalmente temporizado para que los huevos estén cómodos.

La vida en libertad es como la de cualquier otra especie, porque debe sortear los depedradores, en el caso de la cotorra, la comadreja colorada y las aves rapaces. En el hogar, la cotorra como mascota, es un agradable huésped que no causa mayor contratiempo para adaptarse, porque se adapta bien  y puede vivir en cautiverio con un espacio especialmente habilitado reproduciendo el medio normal de vida silvestre, muchos años.

Suelen ser ideales cuando son pequeñas para convivir con los niños de edad escolar, aún así hay que tomar precauciones, como cualquier especie, la cotorra puede ser tranquila y también irritable. Suele mantenerse en calma en su jaula, si se le tiene dentro de casa hay que darle su tiempo en exterior para poder tomar el sol y disfrutar del aire y un cambio de entorno, eso no quiere decir liberarlas sino cambiara de lugar la jaula para que disfrute de un cambio.

Mientras se encuentran en cautiverio la jaula es un lugar seguro contra los depedradores que podrían acabar con nuestra cotorra, como son los perros y los gatos poco inclinados a esta pequeña ave que puede parecerles extraña.   A diferencia de otras aves, la cotorra suele ser ruidosa y territorial pero también demandante, necesitada de atención y cariño que suele mostrarse a estas aves con hablarles o acariciar el plumaje, sino recibe cariño se siente entristecida, y se nota su decaimiento porque se retrae en si misma o se torna malhumorada.

Como tener una mascota siempre implica darle los cuidados que demanda, hay que tener en cuenta este aspecto sobre el temperamento de la cotorra que por demás es amigable y de bastante alegría, manifiesta cuando con sus graznidos quiere transmitir su estado de ánimo.  Una visita al veterinario necesita toda mascota esté bien o no de salud, para que el veterinario nos oriente sobre su estado, nos recomiende cambios que requiera en su entorno o dieta, y porque toda mascota se convierte en alguna medida en parte importante de la casa, también nos preocupa que se sienta cómoda y que su vida sea duradera.

La cotorras suelen vivir en cautiverio más que otras aves,  sobretodo porque se mantienen en un estado de ánimo alejado del estrés y son por naturaleza, animales muy saludables, con muy pocas afecciones de salud.

Imagen: Cotorra

1 comentario en “La cotorra como mascota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *